Reishi: La seta amiga

De forma tradicional, el reishi tiene usos muy amplios y su recomendación va desde las afecciones dermatológicas, como el herpes, a su uso en dolencias pulmonares, cardiocirculatorias, hepáticas e infecciones, por citar unos cuantos. Junto con el shiitake y el miitake, el reishi forma parte de ese grupo de setas con maravillosos beneficios sobre la salud.

El reishi (Ganoderma lucidum) es el nombre en japonés de una seta que se encuentra de forma escasa en estado salvaje. Desde la década de 1970 se cultiva intensivamente para su uso comercial, principalmente en China, Japón, Corea y Estados Unidos. Es también en esta década cuando el consumo se extiende entre la población y cuando los estudios científicos sobre el reishi empiezan a ganar terreno.

Es una seta que crece sobre los troncos dañados o muertos de árboles, necesita de un climaEn China se la conoce como Lingzhi y en Corea, Yeongji. En occidente es común encontrarla también como Ganoderma. subtropical y posee un sabor amargo y textura leñosa. Es por eso que su uso está más extendido por sus propiedades terapéuticas que como alimento. Se ha utilizado durante milenios, entre 2000 y 5000 años como remedio natural y ha sido en estos últimos 40 años, desde que se controla su cultivo, que ha alcanzado gran relevancia en occidente.

Composición

Como toda seta, el reishi contiene gran cantidad de agua, sobre el 90% de su peso es agua. Tiene alrededor de un 2% en forma de glúcidos, aproximadamente el 0'5% de proteínas (con aminoácidos esenciales), un 0’2% de lípidos (ácidos grasos, lecitinas), algunos minerales (hierro, zinc, manganeso, magnesio, potasio, calcio y germanio), vitaminas (algunas del grupo B, C y D), adenosina, guanosina y otros fitoquímicos. Pero lo que hace diferente el reishi del resto del reino fungi son estos últimos, los fitoquímicos, ya que contiene más de un centenar de principios activos con propiedades farmacológicas (esteroles, triterpenos y polisacáridos).

Capacidad adaptógena

"Adaptógena". ¿Qué es esta palabra? Pues bien, según Wikipedia "es una sustancia capaz de incrementar el triángulo de la salud (energía, biología y organización) […] no debe causar efectos secundarios, tener efecto modulador, no causar adicción y debe transferir sus propiedades de supervivencia a quien lo digiere". Es decir, los adaptógenos ayudan al cuerpo a equilibrarse hasta donde lo necesita.

Shiitake y maitake son también setas con capacidad adaptógena.Los adaptógenos son plantas cuya función se ve incrementada cuanto más grandes son los cambios a ejercer en el organismo fruto de alguna alteración.

Normalmente las plantas adaptógenas se caracterizan por ser inmunomoduladoras y antioxidantes, principalmente. Y el reishi, lo es.

Propiedades del reishi

En Asia se decía que mantenía la vitalidad, retardaba el envejecimiento y alargaba la vida. Su consumo estaba reservado a las clases más altas, emperadores y nobles, no porque fuera una especie de "planta sagrada", sino porque se encontraba de forma tan escasa que no llegaba para abastecer al resto de la población.

Como complemento, el reishi es una de las plantas (en este caso, seta) a las que más variedad de propiedades se le atribuyen. Unas con mayor evidencia que otras. Este artículo se centrará en las más habituales y de las que se dispone más datos y resultados:

  • Antioxidante: Es la principal propiedad del reishi. De hecho, muchos de sus compuestos antioxidantes son exclusivos de esta seta. La riqueza en triterpenos y polisacáridos del reishi ejerce funciones antioxidantes que protegen las células del ataque de los radicales libres. Esta acción previene la aparición y desarrollo de muchas dolencias relacionadas con la oxidación y envejecimiento celular
  • Inmunomodulador: Trabaja sobre procesos infecciosos de carácter vírico y bacteriano. A nivel general ofrece protección frente a afectaciones del sistema inmunitario, fortaleciendo y estimulando la producción de citoquinas. Dermatológicamente también podemos beneficiarnos del efecto inmunomodulador del reishi ya que ejerce funciones sobre la psoriasis y otras afectaciones de la piel
  • Cardioprotector: Trabaja por 3 frentes: Ayuda a reducir la hipertensión gracias a un efecto inhibidor de la ECA (enzima convertidora de angiotensina). La función de esta enzima es incrementar la acción vasoconstrictora. Además, la presencia de ácidos grasos insaturados, junto con la adenosina, ayuda en la disminución de colesterol. Posee también antiagregantes que contribuirán a evitar la formación de coágulos sanguíneos y placas de ateroma. Así mismo, mostraría eficacia ante el Síndrome Metabólico (una afección que combina obesidad, diabetes, hipertensión y dislipemia)
  • Antiinflamatorio: la actividad antiinflamatoria puede ayudar a actuar sobre la artritis reumatoide, inflamación intestinal y procesos infecciosos
  • Inhibidor de la liberación de histamina: Su función como antihistamínico natural beneficia procesos respiratorios actuando sobre la bronquitis, el asma y alergias

Otras acciones

  • Rendimiento deportivo: Se ha realizado algún estudio con resultados prometedores sobre el rendimiento deportivo de resistencia. Parece ser que la suplementación durante varios meses con reishi alarga el tiempo de esfuerzo hasta llegar al agotamiento
  • Hepatoprotector: Ayuda en la regeneración de las células hepáticas. Ayuda a desinflamar el hígado, además de ejercer efectos hepatoprotectores
  • Sistema nervioso: por su gran potencial antioxidante, el reishi podría ser de gran ayuda para la prevención de patologías neurodegenerativas
  • La presencia de Beta-D-glucano parece ser el principal responsable del fortalecimiento del sistema inmunológico.Antitumoral: Desde que el reishi empezó a prescribirse en Japón entre enfermos de cáncer, los estudios sobre sus posibles funciones antitumorales no han parado de crecer. Si bien es muy positivo que la comunidad científica muestre interés y aúna esfuerzos para demostrar la eficacia de los complementos alternativos, hasta la fecha, los estudios realizados no son lo suficientemente extensos como para atribuirle dichas funciones. Se deberá esperar aun para confirmar la hipótesis con las que se trabaja. De momento, se puede decir que el tratamiento con reishi podría centrarse en estimular el sistema inmunológico en pacientes oncológicos cuyas defensas se ven peligrosamente mermadas

Contraindicaciones y efectos adversos

Por sus efectos inmunomoduladores debe consumirse con precaución frente a trastornos autoinmunes o hematológicos.

Evitarlo si se toman anticoagulantes, inmunosupresores o ha habido algún trasplante.

No está recomendada la ingesta sin la supervisión de un facultativo en mujeres embarazadas o lactantes.

Consumido en dosis adecuadas no tienen por qué darse manifestaciones de ningún tipo. Aun así, pueden darse casos en los que se sufran mareos, sequedad de boca y pequeñas erupciones. Si los síntomas persisten, dejar de inmediato el tratamiento.

Compartir artículo:

Deja un comentario:

  A comentar declaro segun los Terminos establecidos mi aprobación y el uso de la información proporcionado.
Anti-spam, introduzca el resultado: captcha =   

Blog posts relacionados


La información presentada en este Blog (Cebanatural.com) sólo y únicamente tiene fines informativos y no intenta reemplazar el consejo o el tratamiento médico. No se debe usar su contenido para tratar, diagnostisar o prevenir una enfermedad o un tratamiento relacionado con la salud. En caso de problemas de salud se debe consultar a un profesional de salud. No se debe reemplazar o combinar medicamentos de prescripción con complementos alimenticios sin el consentimiento de un médico.
© 2009-2020 Copyright - Cebanatural.com