Acidez

Tenemos 2 tipos de acidez, la acidez estomacal, causada por la salida de ácidos del estómago hacia el esófago, provocando dolor y ardor en la boca del estómago, y la acidez en el organismo, es decir, una alteración de pH generada por los hábitos alimentarios, el estilo de vida y los hábitos tóxicos, entre otros.

Acidez

Se muestran 1 - 4 (de 4)

La acidez de estómago

La acidez de estómago se caracteriza por una sensación dolorosa de ardor que se localiza en la boca del estómago, causada por la salida de ácidos estomacales hacia el esófago. Estos ácidos provocan la irritación de la zona y puede afectar la calidad de vida de una persona cuando se presenta con frecuencia o se cronifica.

Los síntomas suelen presentarse tras la ingesta de alimentos, sobre todo de aquellos que tienen acción irritante como grasas, especias, picantes, algunos alimentos crudos y el café. Alimentos que pueden causar inflamación de la mucosa gástrica y por ende, acidez y sus molestas consecuencias.

Para mitigar la acidez es tradicional el uso de hierbas con efecto calmante que, además de favorecer la digestión, previenen la acumulación de gases en el estómago.

La acidez del organismo

El interior de nuestro organismo debe mantener unos niveles de pH óptimos para que todos los sistemas trabajen con normalidad. Lamentablemente, el estilo de vida lleva a muchos a poner al límite los recursos del cuerpo, que debe realizar un sobreesfuerzo para mantener dichos niveles.

La alimentación, el estrés, los hábitos tóxicos como el consumo de tabaco y alcohol, entre otros muchos, así como la falta de ejercicio, son factores que alteran el pH, reduciéndolo y generando acidez.

De forma natural, nuestro organismo dispone de los recursos necesarios para evitar que esto suceda, el problema es cuando la situación se vuelve crónica.

Los minerales básicos pueden ayudar a reducir y equilibrar la acidez del organismo. Conseguir el pH neutro que nuestro cuerpo tanto necesita para el correcto funcionamiento.