»  
  »  
Resfriados y Defensas 

Productos destacados de Resfriados y Defensas:

Inmune Complex Cápsulas
12,75 €
incl. 10,00% I.V.A.
más gastos de envío
Inmune Complex Cápsulas
Calostro Cápsulas
15,50 €
incl. 10,00% I.V.A.
más gastos de envío
Calostro Cápsulas
Jarabe de Llantén
7,50 €
incl. 10,00% I.V.A.
más gastos de envío
Jarabe de Llantén
Cistus Infusión BIO
7,95 €
incl. 10,00% I.V.A.
más gastos de envío
Cistus Infusión BIO

Información general sobre las Defensas y los Resfriados

Durante los primeros meses de frió y debido a la humedad, un marcado incremento de resfriados, gripe y problemas respiratorios colapsan las urgencias en los centros de salud. Los culpables como la mayoría pensamos no son el frió y las bajas temperaturas, sino los virus que atacan nuestro cuerpo.

Los virus que causan este tipo de problemas sobreviven en el aire una media de 4 horas, así es que aunque evitemos el contacto directo con una persona infectada, es muy posible que nos contagiemos con el simple hecho de respirar cerca de ella. Una posibilidad del aumento de resfriados en otoño y en invierno se debe quizás al hecho de que para resguardarnos del frió solemos estar mas tiempo en lugares cerrados y el contacto o cercanía física es inevitable.

El principal virus causante de los resfriados es el rinovirus (aunque existen cerca de 200 tipos diferentes de virus que provocan los síntomas) que tiene una facilidad enorme de propagarse cuando una persona afectada tose o estornuda en lugares donde hay mas personas. Podemos deducir entonces que el factor más relevante a la hora de contagiarse de un resfriado es la exposición al agente patógeno y no la temperatura, aunque esta pueda influir.

Los resfriados por lo tanto, también pueden aparecer en épocas de más calor aunque en forma menos alarmante. Y en cualquiera de los casos evitar los molestos procesos gripales, catarrales etc. es posible. Si fortalecemos el sistema de defensas del cuerpo a través de los alimentos y el ejercicio moderado. No olvidemos que las vitaminas y nutrientes presentes en los alimentos y la acción de las plantas en su papel preventivo son fundamentales para desarrollar un sistema inmune fuerte.

El sistema inmunológico o sistema de defensas del cuerpo es la mayor barrera que evita el acceso de agentes dañinos en nuestro organismo, es el encargado de neutralizarlos y eliminarlos antes de que puedan afectarlo, y ante tamaña misión lo mínimo que debemos hacer es reforzarlo constantemente.

Cuando el sistema de defensas se encuentra debilitado su campo de acción se limita y sus funciones no resultan efectivas. Esto permite que los virus y microorganismos entren en el cuerpo y una vez instalados es inevitable el desarrollo de los síntomas. Lo único que podemos hacer llegados a este punto, es tratar de que estos duren el menor tiempo posible y que sean lo menos agresivos para nuestro organismo.

Que hacer cuando el virus ya se ha instalado En primer lugar el reposo es indispensable, mientras el sistema de defensas esta luchando por combatir la infección, no es conveniente sobrecargar el cuerpo con esfuerzos extra como el trabajo o el estrés.

En segundo lugar la hidratación es fundamental, así ayudamos en la eliminación de desechos y mantenemos la temperatura adecuada del cuerpo. Y por último, antes de recurrir a los tratamientos convencionales con químicos, es recomendable hacer uso de terapias naturales, los remedios de nuestras abuelas a base de miel, limón y plantas suelen dar resultados positivos ya que alivian y al mismo tiempo fortalecen el sistema inmune.

Subir