»  
  »  
Problemas de la piel 

Productos destacados de Problemas de la piel:

Aceite de Onagra
9,95 €
incl. 10,00% I.V.A.
más gastos de envío
Aceite de Onagra
Crema para Piel Impura
10,50 €
incl. 21,00% I.V.A.
más gastos de envío
Crema para Piel Impura
Aceite de San Juan
7,35 €
incl. 21,00% I.V.A.
más gastos de envío
Aceite de San Juan
Loción esquimal
7,50 €
incl. 21,00% I.V.A.
más gastos de envío
Loción esquimal
Aceite de Aguacate
4,95 €
incl. 21,00% I.V.A.
más gastos de envío
Aceite de Aguacate

Información general sobre las típicas molestias de la piel

El mantenimiento de una piel bonita va mucho más allá de procurar una apariencia de suavidad y tersura. A quien no le gusta ver su piel libre de manchas, granos y rojeces? pues bien, hacerlo posible depende factores como la higiene, la humectación y por supuesto de la alimentación, teniendo en cuenta estos 3 puntos, podríamos empezar a marcar la diferencia entre una piel sana y una piel con predisposición a infecciones y manchas.

Partiendo de que la piel es el órgano mas grande del cuerpo y que sus funciones primarias son proteger nuestro interior y mantenernos conectados sensorialmente con el medio externo, debemos adoptar medidas de precaución para protegerla frente a fenómenos como temperaturas extremas, contaminación atmosférica y alimentaría y todo aquello que la pueda dañar.

Los cuidados básicos y preventivos para conseguir una piel bonita, sana desde dentro y por fuera se basan prácticamente en una alimentación rica en nutrientes como las vitaminas y minerales, una hidratación abundante y una sabia elección de cremas y aceites naturales que mimen la epidermis y no contengan ingredientes químicos que a la larga resultan agresivos o demuestran su efecto poco favorable en el momento que dejamos de aplicarlos.

Los cuidados externos imprescindibles radican en una higiene adaptada a cada tipo de piel. Antes de elegir un producto debemos conocer el tipo de piel que tenemos y sus necesidades ya que no serian las mismas por ejemplo para una piel irritada y delicada que para una piel sana y resistente. La higiene empieza con la limpieza diaria que debe pasar por la eliminación de impurezas que se adhieren del medio externo, los gérmenes, bacterias, el sudor etc. con la piel limpia se puede garantizar la eficacia del producto que elijamos para nutrirla y humectarla externamente.

La piel debe ser hidratada diariamente y necesita mucha agua para mantenerse su hidratación optima, sólo así lucirá luminosa y joven. Pero no solo necesita agua, es fundamental el aporte de proteínas y grasas sanas que ayuden a reparar el colágeno y a renovar las células. Las sustancias que a ayudan a conservar la elasticidad y firmeza de la piel son a su vez barreras que ayudan a resistir el ataque de agentes causantes de irritaciones y otros problemas leves.

Los principales problemas de la piel se manifiestan en alergias, irritaciones, acne, resequedad, grietas, envejecimiento prematuro y manchas. Aunque la mayoría no son graves, algunos de estos problemas requieren tratamiento y para cada caso existe el adecuado. No obstante, es recomendable en todos los casos un cambio de hábitos alimenticios y de hábitos de higiene. Beber mucha agua no sólo aporta humectación a la piel sino que la nutre desde dentro reflejándose en su apariencia externa.

Por ultimo no podemos olvidarnos de un elemento imprescindible en el cuidado de la piel como es el factor de protección de rayos UVA-UVB, especialmente para personas con pieles delicadas muy blancas, tanto en épocas de frió como en verano se recomienda aplicarlo en las zonas mas expuestas.

Subir