»  
  »  
  »  
Presión arterial 

Presión arterial

Se muestran 1 hasta 4 (de un total de 4 entradas) Página  1 de 1

Presión arterial

Cuando el corazón bombea la sangre que pasa a las arterias, se ejerce una fuerza contra las paredes de las mismas que a su vez se contraen. Esta presión es la fuerza que ejerce la sangre al circular por el cuerpo, desde los vasos sanguíneos hasta que llega a los órganos y tejidos.

La tensión arterial varia dependiendo de la edad de la persona o de factores de salud, influye además el estilo de vida que si es equilibrado y saludable, se prevendría considerablemente el aumento de la presión arterial.

Una tensión normal por ejemplo oscila entre los 120 como valor mas alto y 80 mmHg (milímetros de mercurio) como valor mas bajo. El nivel de tensión alta se conoce como sistólica y el nivel de tensión baja se llama diastólica.

Es importante saber que la presión arterial no debe ser igual todo el tiempo, debe haber una variación dependiendo del grado de excitación o actividad del cuerpo. Cuando los valores de tensión arterial permanecen gran parte del tiempo por encima de los valores que se consideran normales, entonces existe un riesgo de presentar problemas de salud.

Contrario a lo que pasa con la presión arterial alta, la presión arterial baja no entraña grandes riesgos para la salud, especialmente porque es mas fácil de detectar y de controlar. No obstante en caso de precedentes de otros trastornos de salud se recomienda consultar con un profesional.

Algunos factores que influyen en el aumento de la tensión arterial son.
  • El sobrepeso
  • El sedentarismo
  • El Tabaquismo
  • El colesterol alto
Mantener los vasos sanguíneos jóvenes y elásticos seria una gran ayuda para evitar el aumento de la presión arterial. El ejercicio como factor fundamental añadido a una dieta equilibrada y el aporte de sustancias como el ajo, los ácidos grasos saludables y todos aquellos que favorezcan una circulación sana, son clave a la hora de mantener en buen estado el sistema circulatorio.

Además de la dieta equilibrada, evitar hábitos dañinos como el tabaco y el sedentarismo, si queremos unos vasos sanguíneos libres de depósitos perjudiciales, necesitamos unas células sanas y eso sólo se consigue con un estilo de vida equilibrado en todos los aspectos.

Subir