»  
  »  
  »  
Piel escamada, seca 

Piel escamada, seca

Se muestran 1 hasta 7 (de un total de 7 entradas) Página  1 de 1

Piel seca, escamada y agrietada

Cuando la piel se seca excesivamente se torna muy sensible a factores externos que causan irritaciones, estos aspectos disminuyen la capacidad que tiene este órgano de funcionar al 100%. No olvidemos que la piel es la primera barrera natural protectora frente al entorno cada vez mas agresivo.

Cuando falta humedad en la piel, los signos que lo evidencian aumentan progresivamente, primero se nota cierta tirantez y una ligera aspereza que le da a la piel un aspecto blanquecino, si pasamos la uña suavemente sobre la piel y se dibuja una raya, es señal de que la piel esta perdiendo humedad. Cuando el estado de sequedad avanza se presenta una descamación y un enrojecimiento, seguidos de grietas que le dan un aspecto cuarteado. Esta etapa es una señal de alarma que nos indica la necesidad de tratar la piel antes de que surja una inflamación.

Para entender las causas de sequedad en la piel debemos conocer que existen diferentes factores desencadenantes:
  • El clima extremos bien sea en invierno o verano y cuando el aire es muy seco
  • El excesivo uso de productos de higiene jabones, esponjas etc
  • El contacto con detergentes y cosméticos ricos en sustancias químicas
  • Baños prolongados con agua caliente
  • Los rayos UVA UVB
  • La falta de hidratación
  • Cambios hormonales
  • La edad
  • La alimentación
  • El déficit de vitaminas
  • El cuidado inadecuado o la carencia del mismo
La combinación de varios de estos aspectos o uno de ellos en exceso podrían afectar la fijación de la humedad y de lípidos en la piel. La función de los lípidos además de proporcionarle elasticidad, es retener y regular el agua corporal en la piel e impedir que esta se evapore favoreciendo así la humedad constante.

Las soluciones naturales

Cuando se evidencias signos de sequedad en la piel lo primero que se aconseja es hidratar el cuerpo y proporcionarle nutrientes eficientes como los ácidos grasos y las vitaminas E y C que contribuyen en el mantenimiento de una piel sana, elástica y resistente.

Por otro lado la higiene es primordial siempre y cuando no se abuse del agua y el jabón, y después del baño, optar por una rutina de cuidado a base de sustancias naturales ricas en vitaminas y aceites que ayuden a equilibrar la humedad.

Blog: Tratar la piel seca

Subir