Glucosamina Condroitina Cápsulas

Glucosamina Condroitina Cápsulas
Nr.Art.: 384
Disponible en 1 semana
150 Cápsulas
Precio: 35,90 €

(Compra 3 o más por 32,95 €)
incl. 10% I.V.A. más gastos de envío

Cada una de las dos sustancias, glucosamina y condroitrina, son ya de por sí efectivas como ha sido constatado en multitud de estudios. Sin embargo combinadas, consiguen mucho más de lo que cabría esperar sumando sus efectos individuales.

La Glucosamina y Condroitina son dos sustancias que se complementan. Sólo combinadas se optimiza cada uno de los ingredientes al máximo, proporcionando las sustancias nutritivas necesarias para contribuir a unas articulaciones más sanas.


Glucosamina

El sulfato de glucosamina es importante en la construcción y reparación de los cartílagos en las articulaciones. El sulfato de glucosamina puede estimular la producción de mucopolisacáridos (componentes esenciales de los cartílagos), los cuales son necesarios para reparar el cartílago dañado. El sulfato de glucosamina también es importante para mantener la elasticidad, la fuerza y la resistencia del cartílago en las articulaciones y la columna vertebral, reforzando los mecanismos naturales de reparación, estimulando la producción de cartílago y reduciendo la inflamación y molestias en las articulaciones.

El sulfato de glucosamina puede ser obtenido a partir de muchas fuentes naturales como, por ejemplo, la quitina (presente en los esqueletos de crustáceos e insectos) o por fermentación de granos de maíz o trigo. Sin embargo es mucho más efectiva la que proviene de la quitina de crustáceos, ya que se encuentra en forma de sales de Sulfato o HCl lo que incrementa su digestabilidad y asimilación por parte del organismo haciéndola más efectiva.

Las cápsulas de Glucosamina y Condroitina de Sanct Bernhard usa únicamente sulfato de glucosamina obtenida de crustáceos que corresponden al estándar internacional más elevado, garantizándose la presentación y eficacia más alta de la misma.
 

Condroitina

El sulfato de condroitina puede mejorar el abastecimiento de líquido en la articulación ya que se comporta como un imán, que contribuye a atraer el líquido sinovial nutritivo a las fisuras de la articulación. Por las cadenas moleculares cargadas negativamente, es capaz de llenar los huecos más pequeños en el cartílago de la articulación hasta las capas más profundas y de este modo mejorar la nutrición del tejido. Es especialmente importante, dado que el cartílago de las articulaciones no se alimenta con nutrientes a través des sistema sanguíneo, sino principalmente a través del líquido sinovial. En ausencia de éste, el cartílago no recibe los nutrientes esenciales para regenerar su desgaste natural.

Pero el sulfato de condroitina, no sólo protege el cartílago del desgaste, también inhibe la acción de enzimas que provocan la degradación del cartílago estimulando la producción y asimilación de la glucosamina, los mucopolisacáridos y el colágeno, esenciales para un óptimo funcionamiento de las articulaciones.

El sulfato de condroitina se extrae en la mayoría de los casos del cartílago de la tráquea de las reses. Pero la mejor calidad de condroitina se extrae del cartílago de tiburón. El sulfato de condroitina procedente del cartílago de tiburón tiene una superior digestabilidad y asimilación por el organismo.

Las cápsulas de Glucosamina y Condroitina de Sanct Bernhard usa condroitina obtenida del cartílago de tiburón, de alta calidad, con un contenido del 90%, garantizándose la presentación y eficacia más alta de la misma.

articulaciones y cartilago ¡En las cápsulas de Glucosamina y Condroitina sólo se usan las mejores materias primas naturales!

Cada cápsula contiene:
340mg de sulfato de glucosamina y 270mg sulfato de condroitina de la más alta calidad.
Modo de empleo:
Tomar 3 ó 5 cápsulas al día, con líquido, antes de las comidas, sin masticar.
Complementos alimenticios no sustituyen a una alimentación equilibrada. Mantener fuera del alcance de los niños. No sobrepasar la cantidad diaria recomendada. Guardar en lugar seco, fresco y protegido de la luz.
Aviso: Personas que toman anticoagulantes cumarínicos debe consultar con su médico antes de consumir este producto.
Ingredientes por cápsula:
340 mg sulfato de glucosamima de crustáceos (47 %), 270 mg sulfato de chondroitina (37 %), gelatina, antiaglomerante (estearato de magnesio), nicotinamida (vitamina B3), D-pantotenato cálcico (vitamina B5), vitamina B2, vitamina B6-clorhidrato, vitamina B1-mononitrato, ácido fólico (vitamina B9), biotina, vitamina B12.

Información Nutricional por 100 g:
Valor calórico 73 Kcal (309 KJ)
Proteínas 17 %
Hidratos de carbono 2 %
Grasas 0 %
 
Buscar:
Carrito de compra