»  
  »  
Huesos 

Productos destacados de Huesos:

Magnesio Pastillas
5,65 €
incl. 10,00% I.V.A.
más gastos de envío
Magnesio Pastillas
Dimofit Harpago Cápsulas
10,85 €
incl. 10,00% I.V.A.
más gastos de envío
Dimofit Harpago Cápsulas
Calcio-Magnesio Pastillas
9,95 €
incl. 10,00% I.V.A.
más gastos de envío
Calcio-Magnesio Pastillas
Magnesio 400 Supra
8,50 €
incl. 10,00% I.V.A.
más gastos de envío
Magnesio 400 Supra
Calcio y Vitamina D3
4,95 €
incl. 10,00% I.V.A.
más gastos de envío
Calcio y Vitamina D3
Dimofit Harpago
29,95 €
incl. 10,00% I.V.A.
más gastos de envío
Dimofit Harpago

Información general de los huesos en el cuerpo humano

El esqueleto es la estructura o armazón que sostiene al cuerpo humano, y le proporciona el apoyo a los tejidos blandos, esta formado por una serie de huesos de diferentes tamaños y formas y de articulaciones. El esqueleto es la armadura que nos permite mantenernos de pie, caminar o permanecer erguidos, en conjunto con los músculos y las articulaciones son los ejes que facilitan el movimiento del cuerpo humano.

El esqueleto además tiene funciones como proteger; por ejemplo los órganos internos vitales como el caso de la caja toráxica formada por las costillas, los huesos de la cabeza que resguardan la delicada zona cerebral y otros tejidos blandos.

Todas estas funciones son apoyadas por la columna vertebral, un adulto tiene 206 huesos (el 12% del peso general del cuerpo) que directa o indirectamente están anclados a la columna vertebral, que es la principal responsable de accionar cualquier movimiento o el simple hecho de mantenernos en pie.

Los huesos se clasifican en cortos, como los de las muñecas y la columna, huesos planos como los del cráneo y el omoplato, largos como el fémur y el humero y los huesos irregulares. La mayoría están formados por tejido duro óseo, membrana conjuntiva o periostio, tejido compacto y tejido esponjoso; en el interior del tejido óseo de ciertos huesos se da lugar a la producción de células sanguíneas o glóbulos rojos, la medula ósea y los osteoblastos.

También hacen parte del hueso sustancias minerales que le dan dureza y resistencia como el calcio y el fósforo, pero los minerales no permanecen fijos en el hueso, mas bien se acumulan en el y son liberados al torrente sanguíneo cuando el cuerpo los necesita, igualmente ocurre con las sustancias orgánicas. Al proceso de reemplazar constantemente estas sustancias se le conoce como remodelación ósea.

La formación de hueso y su mantenimiento esta regulado básicamente por la calidad de los alimentos que comemos y por las hormonas. Por eso el aporte de vitaminas o sustancias que apoyen la alimentación podrían determinar en parte la salud y funcionamiento de los huesos. Obviamente el ejercicio es parte fundamental de unos huesos sanos y una musculatura flexible y fuerte, así mismo de unas articulaciones resistentes, no olvidemos que sistema óseo lo constituyen también los músculos y las articulaciones.

Los problemas mas comunes de los huesos son las roturas y fracturas que en la mayoría de los casos y con los cuidados y reposo adecuados tienen solución, pero en el adulto mayor estos problemas se agudizan debido a que la densidad ósea disminuye con la edad, o por trastornos mas graves como la osteoporosis y los problemas reumáticos, además cuando existe carencia de nutrientes y vitaminas nos podríamos enfrentar tarde o temprano a dolencias de los huesos.

El sol es un gran aliado de los huesos, los alimenta y fortalece, junto con los alimentos ricos en vitamina D es el principal proveedor, así pues un paseo diario al aire libre con la luz del día, podría ayudar a prevenir futuros trastornos óseos.

Subir